FERNANDO LÓPEZ. FOTOGRAFÍA.

Luces e instantes.

El tiempo se alimenta de instantes que se esfuman en su vertiginoso fluir. Un caos de posibilidades donde cada uno rescata aquellos que de algún modo le conmueven o, simplemente, llaman su atención. Y hay quienes, además de vivirlos, son capaces de fijarlos y transmitirlos con la intensidad y la fuerza con las que han sido experimentados.

Algunos nos servimos de la fotografía para fijar imágenes que nos permitan trascender la inmediatez. Otros, van más allá y persiguen reflejar la belleza. Pero las fotografías de Fernando son, aún, más ambiciosas. No se limitan a congelar instantes, por lo hermosos que puedan resultar. Son una excusa para hablarnos de sentimientos. Un recurso para compartir las vivencias y emociones que acompañaron al momento capturado.

Nos encontramos, así, ante imágenes que hablan de ilusiones, del vertigo de la vida y si fragilidad, de bondad, de melancolía… Imágenes que, junto a la dimensión documental y estética, poseen fuerza comunicativa de un poema. De un poema escrito con la cámara de fotos.

JC. Granados